Qué es la eficiencia energética. Eficiencia Energética Eléctrica en la empresa

 

 Partiendo del concepto de Eficiencia Energética Eléctrica, es decir, la relación entre los bienes y servicios producidos y el coste energético eléctrico, para mejorar la eficiencia de una empresa debemos:

  • Aumentar y/o mejorar bienes y servicios producidos

  • Disminuir el coste eléctrico

 

En definitiva, debemos disminuir al máximo el coste eléctrico por unidad producida (coste específico).

Para ello debemos analizar en la empresa los costes técnicos, económicos y ecológicos, así como la calidad del producto final y el confort de los usuarios en la instalación.

 

Costes técnicos:

Las principales causas de los costes técnicos en las instalaciones eléctricas son: 

  • Puntas de demanda de energía

  • Potencia reactiva generada en nuestra instalación

  • Corrientes armónicas

  • Desequilibrio de fases

  • Receptores no eficientes

 

Además conllevan el calentamiento de conductores (pérdidas por efecto Joule), así como perturbaciones y caídas de tensión en la instalación eléctrica.

Su efecto se puede minimizar mediante:

  • Amortiguación de las puntas de máxima demanda y, en la medida de lo posible, su reubicación

  • Compensación de energía reactiva

  • Filtrado de armónicos

  • Equilibrado de fases

  • Utilización de receptores eficientes

 

Con la reducción de los costes técnicos conseguiremos:

    • Menor consumo de energía

    • Mayor rendimiento de las instalaciones mediante un mejor aprovechamiento de las líneas de distribución y transformadores

    • Reducción de pérdidas y calentamientos en líneas y equipos

    • Reducción del número de averías

    • Continuidad del servicio eléctrico

    • Reducción de los costes económicos de explotación

 

Costes económicos

Son los debidos a los costes técnicos y a la no optimización de los parámetros de contratación de la factura eléctrica.

Se pueden clasificar en dos tipos:

    • Costes visibles

    • Costes ocultos

 

Costes visibles

 

Aquellos que se deducen de la interpretación de la factura eléctrica:

 

  • Potencia contratada no adecuada

  • Tarifa eléctrica no adecuada

  • Consumo horario de energía

  • Puntas de demanda

  • Consumo de energía reactiva

 

¿Cómo se reducen?

 

  • Optimización de potencia contratada, para ello se realiza un estudio de factura eléctrica anual, además es conveniente analizar el proceso productivo para tener en cuenta posibles simultaneidades y ajustar la potencia contratada (potencia máxima) a las necesidades reales de la empresa

  • Eliminación de penalizaciones por energía reactiva mediante su compensación con baterías de condensadores. Para el correcto dimensionado de éstas, y la vigilancia del correcto funcionamiento, se hace un seguimiento de la curva de potencia reactiva en la instalación

  • Eliminación de penalizaciones por maxímetro al superar la potencia contratada, mediante la desconexión de cargas prescindibles durante las puntas de demanda

 

Costes ocultos

 

  •  “Consumos no deseados”, los que no se invierten en producción de la empresa o confort de los usuarios

     

  • Todos aquellos que tienen su origen en los costes técnicos y en la utilización de receptores que generan perturbaciones. Se dividen, a su vez, en dos tipos:

 

  1. Costes en instalaciones eléctricas

        • Ampliación de instalaciones como consecuencia de:

          • Sobrecarga de líneas

          • Sobrecarga de transformadores

        • Averías en máquinas (motores, transformadores, variadores de velocidad, etc) y equipos de control (ordenadores, PLC)

 

  1. Costes en procesos productivos

        • Paradas de instalaciones

        • Pérdidas de producto no finalizado

        • Costes adicionales en horas de mano de obra

 

  • ¿Cómo se reducen?

 

  • Implementando un Sistema Integral de Gestión de Consumo de Energía Eléctrica, para la “mejora continua” de la eficiencia energética

  • Mediante la corrección de los costes técnicos detallados en el punto anterior

 

 

Con la mejora de los costes económicos conseguiremos:

 

  • Menor consumo de energía

  • Disminución de la factura eléctrica

  • Reducción de inversiones en ampliación de instalaciones

  • Aumento de la productividad al minimizar el número de averías y paradas

 

 

Costes Ecológicos

 

Son los ocasionados por las emisiones de CO2 producidas en la generación de la energía eléctrica.

Para minimizarlos debemos implementar en la empresa un Sistema Integral de Gestión del Consumo Eléctrico, que actúa sobre:

 

  • Hábitos de consumo de los usuarios

  • Mantenimiento de las instalaciones

  • Instalación de equipos de gestión del consumo eléctrico

  • Separación de consumos por departamentos o procesos productivos

  • Eliminación de consumos no deseados

  • Instalación de receptores ineficientes

 

Con la mejora de los costes ecológicos conseguiremos la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

 

Conclusión

 Para la mejora continua de la eficiencia energética eléctrica en la empresa, es necesaria la implantación de un Sistema Integral de Gestión del Consumo Eléctrico, para reducir al máximo los costes energéticos eléctricos y las emisiones de CO2 al medio ambiente.

Imergia (Ingeniería de Medición y Gestión de la Energía) ofrece soluciones tecnológicas para disminuir el consumo de energético y ahorrar en la factura eléctrica.

© Imergia, Ingeniería de Medición y Gestión de Energía, S.L. Todos los derechos reservados.